Amigas Con Derecho

El amor y la amistad tienen algo en común, para que funcionen se necesita COMUNICACIÓN.
El amor es un sentimiento íntimamente unido a la amistad. Puede existir la a amistad sin amor sexual pero no amor sin amistad.
En una relación entre mujeres, la amistad es fundamental es un elemento muy importante y necesario para que la relación sentimental funcione mejor.  Sin embargo, a la amiga no se le ama. Se le quiere, se le estima de una manera muy diferente a lo que es una pareja.
El amor es un sentimiento que puede nacer y crecer, la amistad no nace y crece con mucha facilidad.
El amor exige continuidad, la amistad no. Las amigas siempre son amigas a pesar de la distancia o de los pocos encuentros, mientras que el amor es una plantita que debemos regar todos los días para que pueda existir. La amistad resiste el tiempo y no requiere el mismo cuidado diario.
Las amigas se miden en las buenas y en las malas. Los amores pasan y las amigas se quedan.
Uno de los vínculos más significativos que todas las personas establecen a lo largo de sus vidas, es la amistad. Esta a diferencia de los lazos sanguíneos, comienza con un acto de voluntad. Tenemos amigas y amigos porque deseamos tenerlos.
El amor se compone por cuatro componentes: Intimidad, Compromiso, Pasión y Atracción.
En una buena relación amistosa existen al menos dos de tres componentes: Intimidad y compromiso.
La intimidad no se refiere a intimidad sexual, sino a la intimidad emocional, que es la capacidad de revelar tus secretos más profundos con todas sus imperfecciones. Este tipo de intimidad no es la del amor.
Muchas veces sucede y es fácil comprender que después de una profunda amistad surge un romance, porque se le agregan los últimos componentes y entonces es cuando surgen las denominadas “amigas con derecho” que se hacen amantes y a la vez son las mejores amigas. Todo porque ambos sentimientos se pueden dar simultáneamente, terminando algunas veces en una bonita relación de pareja.